Diente de león contraindicaciones: Conoce los riesgos del consumo de la planta

Cuáles son sus efectos secundarios

Los usos medicinales del diente de león son ampliamente conocidos, pero a pesar de que esta planta es capaz de ayudar con algunas afecciones de salud, esto no significa que sea 100% segura para todo el mundo o que funcione en todos los casos.

Así como ocurre con la medicina tradicional, el uso de ingredientes naturales para tratar alguna patología también implica una serie de cuidados y precauciones a los que hay que prestar especial atención para no empeorar la condición inicial.

Asimismo, en caso de emplearlo para fines culinarios, es importante conocer cuáles son las contraindicaciones del diente de león.

¿Cuándo evitar el consumo de diente de león?

infusion diente de leon

La decocción de la raíz del diente de león debe evitarse en casos de estómago o intestino irritable, o si hay inflamación aguda.

Por otra parte, comer el diente de león que crece cerca de fuentes de contaminación puede ser extremadamente peligroso.

Una buena noticia, es que el diente de león común no tiene parecidos venenosos, lo que disminuye significativamente los riesgos de envenenamiento al consumir plantas parecidas.

En líneas generales, cuando se toma por vía oral, el diente de león es seguro para la mayoría de las personas, pero hay que tomar en cuenta que también puede causar reacciones alérgicas, molestias estomacales, diarrea o acidez estomacal en otros casos.

Por otra parte, no hay suficiente información confiable para saber si el diente de león es seguro de usar durante el embarazo o la lactancia, por lo que la recomendación es evitar su uso.

Otro detalle a considerar es que las personas con eccema parecen tener una mayor probabilidad de tener una reacción alérgica al diente de león.

También hay estudios que han demostrado que el diente de león puede retrasar la coagulación de la sangre, por lo que tomarlo podría aumentar el riesgo de hematomas y hemorragias en personas con trastornos de este tipo.

Asimismo, las personas que son alérgicas a la ambrosía y plantas como margaritas, crisantemos, caléndulas, pueden ser más propensas a ser alérgicas al diente de león.

¡Cuidado con las interacciones!

Cuando se consume diente de león también hay que prestar atención a los posibles efectos de la planta al interactuar con ciertas sustancias. Si estás tomando otros medicamentos o si sigues un tratamiento específico para alguna condición, puede que no sea buena idea el consumo de esta planta sin supervisión médica.

Por ejemplo, el diente de león podría disminuir la cantidad de antibióticos que absorbe el cuerpo, de manera que puede disminuir la efectividad de los mismos.

El diente de león también podría tener un efecto diurético y podría aumentar la cantidad de litio en el cuerpo, provocando efectos secundarios graves.

Por otra parte, puede disminuir la rapidez con que el hígado descompone algunos medicamentos.

Asimismo, el diente de león contiene cantidades significativas de potasio y combinado con medicamentos que puedan tener una composición similar, puede causar que haya demasiado potasio en el cuerpo, lo que se traduce en un riesgo para el organismo.

En lo que respecta a la dosis adecuada por toma, esto va a depender de varios factores, como la edad de la persona, su estado de salud y otras afecciones que pueda estar padeciendo.

Hay que recordar que el hecho de que el diente de león sea uno de los tantos ingredientes que conforman la medicina natural, esto no implica que está libre de riesgos. Por esta razón, antes de consumirlo de cualquier forma, es fundamental consultar a un especialistas o buscar información al respecto.